Microrrelatos

¿Quieres escribir? Empieza por un relato corto

Desde muy pequeño me ha gustado la lectura, tanto que a la edad de 10 años ya disponía en mi cuarto de una bien surtida biblioteca, totalmente organizada, que mi madre me ayudó a construir. Ella fue la que me inculcó el interés por la lectura y con el paso de los años, este no hizo más que crecer. En los concursos de relatos del colegio casi siempre ganaba y eso me motivó hasta tal punto que empecé a escribir relatos cortos a modo personal, con los que acabé creando mi primer libro de cuentos, lo que me supuso además, un importante premio literario. Sigue leyendo

Una vida, una lucha

Me licencié en Filosofía en el año 2010 y poco después me concedieron una beca de investigación en una afamada universidad de Marruecos, país en el que resido actualmente, y del que no me pienso mover. En Marruecos había encontrado mi lugar especial, mi paraíso perdido y una nueva forma de vivir apartada de la asfixiante vida occidental, tan preocupada por lo superfluo y lo material. No quería volver, quería quedarme allí para siempre, y mis deseos de quedarme en ese bello país  se hicieron más fuertes cuando conocí a Alan, mi novio, mi compañero y mi alma gemela, con el que compartía tantas aficiones, intereses y largas charlas de alcoba. Hasta ese trágico día... Sigue leyendo

El sueño de Unai

Unai limpiaba con mimo las botas de fútbol. Esas personalizadas con sus iniciales UF y con un LM (Leo Messi) al lado. Las compró en la web de marianssport.com. Su página favorita. Con 12 años no le importaban las webs de videojuegos, ni de redes sociales. Sigue leyendo

Porque siempre hay un mañana

olo6

Esta no es una historia de superación, ni con final de cuento de hadas, es una historia donde la justicia hace su trabajo y donde la fuerza de una mujer y su valentía y fortaleza consiguen lo imposible.

Hay muchísimas ocasiones en la vida donde te preguntas si lo que estás haciendo es correcto o no pero en la mayoría de ellas encuentras la respuesta a esta pregunta rápidamente, el problema viene cuando no lo tienes tan claro. Algo parecido es lo que le ocurrió a Marta el año pasado y se encontraba en una encrucijada de la que no sabía salir.

Había perdido todos sus ahorros por culpa de las participaciones preferentes de los bancos, era una de las… Sigue leyendo

Pelo moldeado por las ondas

Ahí estaba ella, con sus pelos moldeándose con las ondas, con su boca entreabierta, mirando fijamente. Él también la miraba sin apartar la vista. Ella jamás se introduciría de nuevo en su mirada. Él no lo necesitaba más.

Allí estaba ella, con las pupilas dilatadas, flotando, en el agua, bocarriba, en una de las preciosas piscinas que fabrica Piscinas DTP. Habían hecho un buen trabajo. Una profundidad cómoda, un revestimiento perfecto, un diseño precioso que combinaba a la perfección con el cuerpo de Lucía. El agua ya no era exactamente la misma como cuando llenaron la piscina. Pero daba igual. Los de Piscinas DTP habían construido también un jacuzzi cerca. A él le dieron ganas de entrar en él y relajarse un poco.

Pero no podía. En cuanto la policía llegara, tomarían fotos, rescatarían el cuerpo, preguntarían a los vecinos e inmediatamente lo buscarían. De modo que dejó de mirar a Lucía, ahogó sus ganas de meterse en el jacuzzi y salió en silencio por la puerta de atrás. El cadáver de Lucía seguiría allí durante unas horas más, con sus pelos moldeándose con las ondas, con su boca entreabierta, mirando fijamente.