¿Cómo puedo inspirarme?

A todo redactor y escritor le puede pasar que en algunos momentos se le haga cuesta arriba comenzar a escribir. En ocasiones es complicado y entonces es cuando nos paralizarnos y aparecen las dudas, ¿seremos capaces de hacerlo? ¿se ha ido mi inspiración? Si tienes que redactar contenidos o un libro, voy a intentar darle unos consejos para ello:

Investigación

Uno debe escribir sobre lo que sabe y nada mejor que investigar. Si ya has optado por el tema del que escribirás y lo visualizas de forma clara, tienes que emplear un tiempo para consultar sobre el tema en Internet o libros que estén relacionados.

Descanso

En cuanto cuentes con la información que necesitas, debes hacer un borrador con las ideas más importantes. Necesitas un periodo para incubar la información y la escritura como tal. El dedicar tiempo a comprender el tema y después descansar, hace que tu cerebro establezca nuevas conexiones, esto hará que cuando lo retomes, te sea más fácil escribir sobre esto.

Liberarse de los bloqueos

Cuando uno está en un bloqueo mental, lo mejor es la técnica de la escritura libre. Solo necesitas poner un cronómetro y escribir sobre el primer tema que se te ocurra en un tiempo determinado. Para ello debes olvidarte de gramática, ortografía o la estructura del texto. La presión, en ocasiones, es una enemiga de la creatividad.

Crear un ambiente adecuado

Tienes que pensar en las horas a las que eres más productivo, donde te gusta escribir más y cuál es la música que te ayuda más en tu concentración. Un lugar cómodo en el que concentrarse con facilidad.

Incluso en lugares que nunca has estado pues llegar a encontrar la inspiración, estando en Barcelona en el hotel Boria, que me pillaba estupendamente para un congreso editorial que fui, adelanté varios capítulos de mi obra, Supongo que la tranquilidad y el buen confort de estar cerca de todo y a la vez tranquilo en mi habitación me fueron suficientes. Te toca a ti buscar ese lugar.

Establece un objetivo

Antes de ponerte a escribir debes tener claro el objetivo del texto, a qué personas irá dirigido, las palabras clave, límite de palabras, tono para comunicarse, etc. Todo ello ayuda a organizar tus ideas, estableciendo prioridades y encaminando tu texto.

La importancia de desarrollar la creatividad

Para que tu creatividad crezca, la actitud es indispensable, por lo que lee sobre temas diferentes, mira películas de todo tipo, pregúntate sobre las cosas, mira a la gente, todo influye.

A la hora de encontrar la inspiración, existen muchos consejos, herramientas y técnicas que pueden funcionar para que la creatividad de tu escritura fluya, pero ante todo hay que tener unas grandes dosis de perseverancia y ser constante.

Existen muchas personas que dicen que no tienen creatividad, pero eso es falso. Todos tenemos creatividad, el propio ser humano la tiene para resolver las cosas y hacer las cosas de forma diferente. Si solo unas pocas personas fueran creativas, todavía estaríamos en la prehistoria. Si queremos que la llama de la creatividad esté encendida, tenemos que liberarnos de prejuicios y confiar más en nosotros mismos.

No importa la temática

Sea el tema que sea, si investigas, vas a poder llenar esa página en blanco a la que tanto temes. Tienes que ser consciente que no eres la única persona que en determinado momento le ocurre esto, solo tranquilízate, busca las ideas y técnicas de las que hemos hablado y verás cómo vences a esos miedos que muchas veces nos atenazan.

Todos hemos tenido momentos en los que parece que la inspiración no llega, pero existen tantas cosas en nuestro mundo que hay sobras razones como para que al final venzas esa falta de inspiración que parece atenazarte.

Espero de todo corazón que estos consejos te sirvan para encontrar esa luz en esos momentos donde parece una quimera encontrar la forma de inspirarse. Lo principal es estar tranquilo y dejarse llevar, muchas veces los bloqueos provienen de los nervios de darle muchas vueltas a la cabeza. Existen aún más técnicas, pero al menos las que te he dado a mí y a otros escritores les sirvieron para dar lo mejor de sí. ¡Mucha fuerza!