¡Papel, lápiz, y a escribir!

¡Papel, lápiz, y a escribir!

Hace unos años, conseguí un puesto en un colegio, no muy lejos de donde vivo, por fin conseguí mi sueño, ser la profe de un grupo de niños. El caso es que este año, me toca a dar clase a los pequeños de 6 años, y resulta que tengo en clase a dos hermanos, ellos son mellizos, Pablo y Laura. Pues no os podéis imaginar lo guapos que les pone la madre todos los días para venir al cole. Le pregunté que de dónde sacaba la ropa tan bonita con la que les vestía, porque me encantaría vestir igual a mi hijo. Y me dijo que la compra toda en Reprepol, resulta que son unos proveedores de mayoristas de