La importancia de la lectura para la educación de nuestros hijos
28 abril, 2016

La importancia de la lectura para la educación de nuestros hijos

Si queremos educar a los más pequeños mediante la lectura, hay que enseñarles a que lean bien, apreciando el gusto por la misma. En caso de que esto no sea posible, intentaremos que gocen con lo que escuchan, momentos mágicos donde el adulto lee al niño. Gracias a edicionesaljibe he podido aprender muchos trucos en sus colecciones de libros para saber cómo mostrar a mis hijos el maravilloso mundo que nos aportan los libros.

shutterstock_278161865reducida

Leer es conocimiento

Existen tres puntos fundamentales que te van a permitir crear buenos momentos de escucha para los niños.

  • Leer cuentos a los niños debe ser un hábito diario desde el primer mes de vida, incluso se puede hacer durante el embarazo, pues el feto percibe y reconoce, tanto voces como sonidos desde el quinto mes de gestación, estando a partir del sexo ya desarrollado por completo.
  • El momento de la lectura tiene que tener un momento e importancia, pudiendo dedicar un tiempo para disfrutar de esta actividad de tipo familiar.
  • Si leemos cuentos, debe ser un tipo de juego, debiendo tener atención, interacción y emoción. Debeos leer cuentos poniendo nuestros cinco sentidos. No se debe leer por leer, hay que interactuar con tu hijo y comunicarle bien, tanto con el lenguaje verbal como con los gestos. Si disfrutas con la lectura, tu hijo también podrá disfrutar con su escucha.

Cuando escuchan, además se refuerza la complicidad y el vínculo que se realiza entre nosotros y nuestros niños, fomentando una costumbre lectora positiva e importante para que se desarrolle la persona. Es una manera de estimular la imaginación, sensibilidad, curiosidad y la memoria.

Al leer educamos en la empatía, o lo que es lo mismo, ponernos en lugar de la otra persona, pudiendo transmitir valores de gran valor, como son la amistad, la constancia, tolerancia. Etc. Además, podemos enseñar e identificar las emociones. Con la lectura se educa para resolver conflictos, que el niño los indentifica con los personajes y situaciones de las historias que ayudan a que afrontemos retos y miedos con un ángulo de visión más amplio.

Es vital compartir el tiempo de lectura con la familia, lea él, nosotros o lo hagamos los dos con la historia que cuente el cuento.  Al final esto refuerza, tanto la comunicación como la confianza entre los dos, siendo un refuerzo de la autoestima de los niños.

  • Apostemos por la calidad de la lectura: Historias con valores positivos y sin prejuicios. Las lecturas que se hagan se grabarán en su cabeza y ejemplo para descubrir el mundo que le rodea.
  • Según la edad que tenga, deberás tener en cuenta sus intereses y gustos, comentando con tu hijo que tipo de historias le gusta leer y seleccionarlas juntos en la biblioteca o librería.
  • Una idea magnífica es tener un sitio específico de lectura, pudiendo valer la habitación del niño u otro lugar de la casa, donde os encontréis cómodos y se pueda leer de manera sencilla.

No te olvides de la importancia que tiene para el futuro del niño leer, cuantas más lecturas realicéis mejor leerá y más conocimientos tendrá, lo que le valdrá, tanto para el presente como para el futuro.