25 enero, 2015

Cuál es el peor libro que leíste el año pasado

Cuando acaba un año y comienza otro solemos hacer balance o recuento de lo vivido y de los nuevos propósitos. Son los famosos rankings de todos los años. Y desde este foro de comunicación sobre el lenguaje que tenemos no queremos ser menos y nos gustaría invitaros a hacer recomendaciones sobre vuestros libros favoritos, pero también cuáles son los que menos os han gustado para que los demás no caigamos en el mismo error de perder unas horas de nuestra vida leyendo textos terribles. Es por esto que hoy os proponemos hacer una lista de los peores libros que habéis leído durante 2014, y nosotros lo haremos también para predicar con el ejemplo.

A mí me ha tocado escribir este artículo, así que comenzaré yo por hablar de mi gran truño de 2014 en cuanto a lecturas se refiere. Además, está muy en consonancia con la actualidad, porque ahora en febrero se estrenará la película sobre el libro. Se trata de la famosa trilogía de Grey, aunque yo tengo que reconocer que no fui capaz de pasar del primero. A veces no sabía si estaba leyendo un libro o era aquello un anuncio de preservativos a granel. De hecho, si tuviese un comercio estaría ya buscando distribuidores como Comercial Apra para poder comprar desde condones hasta esponjas vaginales. Porque sí, amigos, en ese libro no había más que sexo. Está bien que haya un género que sea literatura erótica, yo no lo condeno. Pero en este primer texto que me leí de la trilogía la erótica sí la encontré, pero la parte de literatura brillaba por su ausencia.

Es más, el libro ni siquiera estaba bien corregido. Ya que puede que la autora sea mala, que según mi opinión es de las peores sobre la faz de la Tierra, pero un corrector tiene que ayudar, no solo corrigiendo ortotipografía, sino también estilo. Pues no, este libro estaba lleno de repeticiones y de frases aptas para la lectura y comprensión de un niño de tres años. Lo que todavía me lleva a preguntarme que si el corrector ha hecho un gran trabajo, cómo estaría el libro antes de que cayese en sus manos y fuese mejorado.

Y lo que es peor, empecé el libro esperando encontrarme aquello que suele estar en todos, esa estructura de comienzo de la trama, nudo de la misma y desenlace. Qué cosas que pido, ¿no? Debe de ser toda una exigencia, algo fuera de lo común. Porque lo cierto es que acabé el libro tal y como lo empecé: sin más. Aquí no puedo decir que no quiero ser spoiler y arruinaros el final, es que todavía me estoy preguntando de qué iba el libro aparte de encuentros sexuales en fila india, uno tras otro y sin relación alguna entre sí, sin ningún tipo de trama.

Eso es más o menos lo que puedo decir sobre la inexistente trama y cómo estaba escrito, pero mención aparte merece lo que viene a ser la moraleja del libro. Desde aquella película, romántica por así decirlo, de Pretty Woman, según la cual a todas nos gustaría ser prostitutas y salvadas por un hombre rico pero frío que solamente nos colme de regalos pero nada de atenciones, nunca había visto nada igual.

En este libro una estudiante, a la que se le suponen dos dedos de frente y algo de inteligencia, se deja seducir por los encantos de un tipo que es guapo pero que es un egoísta integral. Alguien que no parece tener gusto por el amor sino por el sexo salvaje y que encima eso debe de ser lo único que le importa aparte del dinero. Nada más. Y la chica es tan tonta que aun sabiendo todo eso se deja embaucar por él y deja atrás sus principios por unos grandes polvos para él y dolorosos y sin amor para ella, donde es sumisa y no se la tiene en cuenta.

Sí, todo un éxito de ventas que retrata a aquellos que han sido capaces de seguir adelante con la trilogía. ¿Y cuáles han sido vuestros peores libros leídos en 2014?

Deja un comentario