La Escritura como Terapia
29 agosto, 2016

La Escritura como Terapia

Decía Francisco Umbral que “escribir es la forma más profunda de leer la vida” y estaba en lo cierto. Hace poco volví a ver “El Diario de Noah”, una preciosa película sobre el Alzheimer y la inmensa capacidad del amor y las relaciones personales a la hora de lidiar con esta enfermedad.

En la película uno de los personajes padece Alzheimer y tiene las visitas de Noah, que acude diariamente a leerle una historia de amor a modo de diario. Se trata de una película que nos recuerda el enorme poder de las historias de vida, los relatos y el poder de las emociones ante enfermedades tan desconocidas y complejas como es el Alzheimer.

Está claro que hay mucho por recorrer en cuanto a investigación médica para el tratamiento de enfermedades cognitivas como el Alzheimer, pero cada vez son más los estudios y las experiencias positivas que se extraen de talleres y propuestas de Arteterapia para la estimulación cognitiva.

Junto con la Teatro-Terapia, la Danza-Terapia que trabajan aspectos emocionales y corporales podemos encontrar también los talleres de escritura creativa para despertar todas las posibilidades terapéuticas de la escritura como parte integrante de los talleres de memoria.

Beneficios de la Escritura en su uso terapéutico

Por suerte cada vez contamos con más residencias de gran calidad que ofrecen todo tipo de cuidados, no solo físicos, sino que también cuentan con actividades de estimulación cognitiva y talleres de memoria diarios como es el caso de la residencia en Barcelona Benviure, un centro que apuesta por este tipo de actividades tan positivas para pacientes con enfermedades cognitivas como puede ser el Alzheimer.

Una propuesta muy interesante para trabajar es la de la escritura creativa como terapia, como afirma Haruki Murakami el autor de Tokio Blues “soy de ese tipo de personas que no acaba de comprender las cosas hasta que las pone por escrito”.

Lo cierto es que se trata de una cita que resume a la perfección la idea de emplear la escritura con fines terapéuticos.

Vivimos en un mundo con cada vez más estímulos para distraer nuestra atención del interior, la Publicidad, la Televisión, las múltiples Redes Sociales o el WhatsApp si bien, cuentan con sus cosas buenas también en exceso pueden generar mucha confusión y, la abrumadora cantidad de estímulos externos puede llevar a que nos alejemos de nosotros mismos y perdamos el contacto con nuestra sabiduría interior.

Existen diferentes técnicas para reconectar con esa brújula interna, entre ellas se encuentran el diálogo interno, la Meditación o Mindfulness, centrada en las emociones y, otra es la Escritura-Terapia. 

La Escritura-Terapia consiste en escribir sobre rus sensaciones, emociones y pensamientos. Además de ayudar a contextualizar una situación porque nos permite verla de una forma neutra y objetiva y plantear cómo hemos actuado y darle diferentes finales.

Este tipo de terapia nos permite explorar nuestros pensamientos, sensaciones y emociones ayudándonos a entendernos y mejorar. Tiene unas auténticas cualidades sanadoras y curativas para quienes la practican y por ello se convierte en una apuesta tan potente e interesante para las personas mayores, con apasionantes y emocionantes historias de vida para poner sobre el papel.

Al escribir estamos, de algún modo, organizando nuestras ideas y descubriendo conflictos internos, además de ayudarnos a que nos desahoguemos de alguna situación que nos ha supuesto un bloqueo emocional. Es una de las mejores formas de observar nuestro estado interior desde una perspectiva externa y neutral.

El “Diario de Noah” es una historia de historias, un relato, un cuento dentro de otro para el recuerdo, una apuesta por las palabras y las historias y su poder de curación.

Si bien, queda mucho camino por recorrer en esta disciplina, cada vez son más los estudios e investigaciones en Arte-Terapia que defienden estas herramientas creativas para ayudar a personas con enfermedades neurodegenerativas o psicológicas.

La proliferación de más y más talleres de Arte-Terapia no hace más que confirmar sus beneficios para la salud de pacientes con este tipo de enfermedades.

En cualquier caso, la Escritura-Terapia es aconsejable para todo el mundo, por su gran habilidad para reconectar con nuestro interior y resolver bloqueos emocionales.