Libros a domicilio
30 agosto, 2016

Libros a domicilio

La lectura es un placer y la pasión por ella hizo que se convirtiera en mi forma de vida. Mi socio y yo apostamos por el envío de libros a domicilio, para ello necesitábamos contar con un vehículo y un remolque para llevarlos a la mayor parte de nuestros clientes, que están en zonas rurales de Aragón.

Compramos un monovolumen al que había que comprar un remolque adecuado para llevar todos los libros que no entraran en el maletero. Buscando en Internet apostamos por remolquescarro.es, donde nos escucharos y mostraron las vías existentes para responder a nuestras necesidades.

Como es normal buscábamos que el interior del remolque tuviera la máxima protección para los libros que iban a estar en su interior, lo que unido al envoltorio con el que reforzamos la seguridad de los libros era más que suficiente para que el envío se haga sin ningún género de problemas.

Facilitando el acceso a la cultura de las zonas rurales

Internet puede ayudar a dar solución a la problemática de las zonas rurales para el acceso a la cultura y en esto hemos puesto toda la carne en el asador. Sabemos que el tema del comercio electrónico está cobrando fuerza y que puedes comprar ya unos libros o lo que sea pueden llegar a tu domicilio, pero nosotros queríamos dar un servicio más personal.

Ofrecemos a nuestros clientes el conseguir para ellos el libro que desean y enviárselo a su domicilio de forma totalmente personalizada. El éxito viene de ese sentimiento de exclusividad al que intentamos rodear al envío de algo tan preciado como es un libro.

Ver la alegría de nuestros clientes cuando reciben ese libro que tanto buscaban y no encontraban no tiene palabras. Muchas veces, incluso cuando llega el envío, los clientes aprovechan para hacernos algún pedido más ya que están. Eso habla muy bien del grado de satisfacción de nuestra clientela.

Tan importante es para nosotros esto que estamos pensando en realizar una especie de abono en el cual haya descuentos en el envío por ejemplo si se hace socio y busca “X” envíos al mes. En este mundo del libro hay que intentar explorar las vías de negocio al máximo, la competencia es feroz y al que se duerme lo termina pagando.

Algunos ya nos llaman los libreros del remolque, parece que nuestro simpático remolque cada vez se está haciendo más famoso es nuestra tierra aragonesa, si todo va bien en los próximos dos años nos gustaría expandirnos por Cataluña o La Rioja para empezar, objetivos ambiciosos pero a la vez ilusionantes.

La cultura no debe tener límites y el que una persona pueda tener acceso a la compra de libros sin importar si vive en la capital o en un pueblo de 150 habitantes es un avance enorme del que, con actitud empresarial, unido al amor por la lectura se pueden sacar beneficios.

Por todos estos motivos estamos muy contentos con este negocio que sin duda alguna nos está dando beneficios casi desde el primer momento que nos pusimos con él, a los 2 meses teníamos amortizado prácticamente el remolque, lo cual es para felicitarse. Así que ya sabes, si tienes una idea, ¡apuesta por hacerla realidad!