Origen de la palabra “sacamuelas”
25 febrero, 2019

Origen de la palabra “sacamuelas”

Los dentistas han tenido muchos sobre nombres uno de ellos sacamuelas. Seguro que a muchos os suena lo de “hablar más que un sacamuelas” cuando se habla de alguien que no para de hablar y nos agobia con su discurso. Idéntico sentido que cuando decimos de hablar por los codos y como un descosido.

Los dentistas de antes solían frecuentar las ferias y mercadillos equipados con sus tenazas en las manos y realizando extracciones que según él no dolían. Lo que hacía para convencerles era basarse en hablar muchos y dar infinidad de explicaciones para distraer la charla, pues el aturdimiento provocado por la palabrería era la única anestesia posible.

Los sacamuelas no solo hacían la labor de rudo dentista (realmente en cuanto a la salud dental poco más podían hacer), también eran peluqueros, barberos y cirujanos. Solían conocer mucho sobre la vida de los vecinos y lo que ocurría a la población, lo que terminó por darles fama más de charlatanes incansables que de profesionales.

El miedo al dentista, tan histórico como los sobrenombres de esta profesión

El temor a ir al dentista todavía existe, en parte debido a la poca delicadeza que en el pasado se tenía con estos profesionales. Puede ser por miedo a que el tratamiento nos duela, tener pánico a las agujas, rechazar los sonidos y olores de la clínica dental, todo sumado quizá a los malos recuerdos provenientes de la niñez.

Las clínicas dentales, como nos aseguran desde Clínica Dental Equipo de la Torre, han mejorado mucho, pues en su gran mayoría cuentan con ambientes mucho más amigables para el paciente. Los instrumentos no suelen estar a la vista, existe música relajante y herramientas como los tornos hacen mucho menos ruido que en el pasado. De igual forma, también los dentistas ahora si que se ocupan de entender de mejor manera los miedos de los pacientes y creen que es básico tener un trato amable con el paciente.

La tecnologia ha avanzado mucho en este sector, donde ahora se realizan tratamientos en muchos casos indoloros.

Como los dentistas no son sacamuelas, sino profesionales de lo más reputados y cuidan de nuestra salud dental, te damos una serie de consejos para que si tienes miedo de ir al dentista acabes con ellos:

Encuentra una clínica moderna y donde el dentista sea comprensivo

En estos casos lo mejor es preguntar a tus amistades o familiares o buscar de forma específica un profesional que esté especializado en pacientes con ansiedad.

Visita la clínica antes de que se produzca la primera consulta

Antes de que pidas tu primera cita, lo mejor es visitar la clínica, conocer al recepcionista y al dentista, así como mirar el ambiente que se respira. No está de más informar de tu ansiedad o miedo para que sea tenido en cuenta.

Opta por pedir cita si es posible a primera hora de la mañana

De esta forma vas a tener menos tiempo a la hora de pensar en tus miedos y no acumularás ansiedad a lo largo del día

No llegues antes de tiempo a la cita

Lo más recomendable es llegar justo a tiempo para no tener que estar en la sala de espera.

Que la primera cita sea “suave”

No empieces de buenas a primeras con anestesias, endodoncias o empastes. Lo mejor es comenzar por una revisión o limpieza, así irás conociendo a tu dentista en una visita donde no debe haber espacio para la ansiedad.

Acuerda con los profesionales una señal a fin de avisar si te encuentras incómodo

Puedes llegar a un acuerdo con tu dentista a fin de indicarle que precisas de un descanso y necesitas que pare. Puede valer con hacer una señal con el dedo o levantar la mano.

Lleva tu propia música para relajarte y así te vas a distraer

Acuérdate de levar tus auriculares y música favorita para relajarte o abstraerte, mientras el dentista realiza su trabajo. El tiempo va a pasar más rápido y es posible que no escuches tanto los sonidos que pueden generar un aumento de la ansiedad.

En caso de miedos graves, no descartes la sedación

Lo dicho, si es complicado para ti, puede ayudarte una sedación.

Hoy en día es posible hacer tratamientos dentales totalmente sin dolor. Hay cremas dentales de lo más efectivas.