¿Por qué decir self service si se puede decir autoservicio?

¿Por qué decir self service si se puede decir autoservicio?

La profusión de neologismos procedentes de la lengua inglesa acostumbra a crear conflictos y problemas de estilo a los escritores. Es el caso, por ejemplo, de la distinción entre la construcción ‘self service’ y su forma española autoservicio, presente en fórmulas como lavandería de autoservicio, gasolinera de autoservicio, supermercado de autoservicio, franquicia de autoservicio, etcétera. Según indica la Fundación del español urgente (Fundeu), tomando como punto de referencia el diccionario panhispánico de dudas, ‘self service’ es un anglicismo innecesario dado que, como se aprecia en los ejemplos anteriores, el español ya cuenta con su equivalente, autoservicio, para referirse al “sistema de venta en el que los productos están al alcance del comprador, el cual elige los que le

El lenguaje de la informática

El lenguaje de la informática

terminos ingleses en marketing
Si Miguel de Cervantes levantara la cabeza quizás la escondería de nuevo al comprobar como su lengua patria, aquella en la que escribió el célebre Quijote, ha tenido que claudicar ante la llegada de la lengua de Shakespeare. Y es que el inglés se ha convertido el referente en el lenguaje de la informática, las nuevas tecnologías y todas las redes sociales. Aunque los dos genios murieron el mismo día, el 23 de abril, de ahí que se celebre el día del Libro, hay que reconocer que Hamlet ha vencido al Hidalgo cuando se trata de navegar por la red.

Durante varios años he trabajado en una tienda de informática en Córdoba, como por desgracia en

La escritura como terapia

En todas las ciudades españolas (Barcelona, Valencia, Madrid, Valladolid…) cualquier neurótico en potencia puede encontrar consultas de psicólogos a las que acudir para hacer terapia. Hay quien dice que el psicólogo es el nuevo “cura”, una persona a la que acudimos a contarle nuestras penas y miserias para desahogarnos. Bromas aparte, necesitar la ayuda de un psicólogo es algo muy serio, pero no lo que nos interesa aquí.

Y me estoy refiriendo al poder terapéutico que tiene la escritura. No en vano, muchos especialistas la recomiendan como método de canalización y evaluación de los propios pensamientos. Es una manera de desahogo que en ningún caso debería infravalorarse.

Se trata de la terapia más barata que podemos